En este curso aprenderas a realizar un masaje facial basado en una técnica ancestral japonesa, adaptada maravillosamente por la señora Helena de Wislocki para lograr una piel firme y tonificada.
Una técnica destinada a tonificar la musculatura facial. Con movimientos perfectamente coordinados, se trabaja cada uno de los músculos faciales, en forma individual y grupal, provocando como respuesta una gran sinergia que favorece el trofismo muscular.
Los beneficios no son solo a nivel muscular, ya que la piel después del masaje Wislocki, logra mayor turgencia, más oxigenación y equilibrio.

 Descargate el brochure de este fabuloso curso